Cómo obtener una chequera bancaria, requisitos y costos

Los cheques son una herramienta de pagos utilizada desde hace años y que, pese al furor de las operaciones electrónicas, no pierden vigencia en el mercado de hoy en día. Ante este panorama, no es extraño que tanto personas físicas como empresas estén evaluando solicitar una chequera, algo muy sencillo pero que, por supuesto, tiene algunas consideraciones: ¿cómo es la solicitud de chequeras? ¿qué requisitos me pone el banco? ¿cuánto cuesta una chequera? Conocé las respuestas a estas y otras preguntas en este artículo.

¿Qué es una chequera?

Partamos de lo más básico, qué es una chequera bancaria. Se trata sencillamente de un talonario que una entidad financiera emite a favor de un cliente como instrumento para materializar transferencias de dinero. En otras palabras, para emitir cheques a favor de terceros.

¿Cuántos cheques tiene una chequera? Cada chequera suele contar con entre 25 y 50 cheques. Es normal que al principio (si un cliente es nuevo en un banco) las chequeras vengan con una menor cantidad de cheques, cantidad que se irá incrementando a medida que la credibilidad y confiabilidad de pago del cliente aumente.

Por otro lado, dependiendo el tipo de cuenta y el historial crediticio, el banco puede hacer chequeras que incluyan cheques comunes y/o cheques de pago diferido.

A su vez, el talonario suele incluir al principio un par de hojas en blanco. Los expertos recomiendan utilizar esas hojas para llevar registro de los cheques emitidos: fechas, importes y beneficiarios. Sobre todo si usted no está acostumbrado a trabajar con cheques, es una buena forma de llevar un control.

Cómo obtener una chequera

Cómo obtener una chequera

Ya que la chequera (conjunto de cheques) está asociada a una cuenta bancaria, es fundamental que seamos clientes de un banco antes de estar pensando en solicitarla. Por supuesto, se puede hacer el alta en un banco y solicitar una chequera al mismo tiempo.

Estos instrumentos son entregados a los clientes bancarios que poseen una cuenta corriente (cta. cte.). Se define a una cuenta corriente como un tipo especial de cuenta bancaria (diferente a una caja de ahorro, por ejemplo), que no es otra cosa que un contrato entre una entidad bancaria y un cliente (persona o empresa) en el que se establece que el banco ejecutará las órdenes de pago del poseedor de la cta. cte. hasta el límite de saldo de la cuenta o bien hasta el límite de crédito pre acordado.

Hoy en día muchos bancos ofrecen la combinación de una caja de ahorro y una cuenta corriente, siendo la diferencia imperceptible para el cliente. Sin embargo, por ejemplo, la cuenta corriente es la que permite la posibilidad de hacer “giros al descubierto” (gastar plata por más que no haya saldo a favor en la cuenta). A raíz de esto último queda claro que para gozar de una chequera bancaria, el cliente debe tener acceso a una cuente corriente.

Recuerde que siempre los fondos a descontar de un cheque saldrán del saldo de su cuenta, o en caso de no contar con saldo positivo, del “descubierto” que usted haya acordado con el banco. Si ninguno de los saldos alcanza para cubrir el cheque, no se pagará dicho documento, generando una deuda.

Más abajo veremos cuáles son los requisitos que pone cada banco para abrir una cuenta que incluya chequera y cuenta corriente. Por lo general, estas cuentas se ofrecen como un “combo” junto a otros servicios, por los que el cliente pagará el costo de un paquete aunque no utilice parte de sus servicios. De la misma forma, usted quizá ya paga el costo de una chequera en su pago de mantenimiento bancario, y aún no lo sabe.

Solicitar una chequera

Si usted ya tiene caja de ahorro y cuenta corriente en su banco (es importante asegurarse de tener una cuenta corriente), el paso hacia obtener una chequera bancaria es muy sencillo, pues los requisitos que pueda poner el banco seguramente ya estén todos cumplidos.

Lo más conveniente en esos casos es comunicarse con su banco y solicitar la chequera directamente. En la mayoría de los casos, el banco emisor le confirmará la operación en el momento y le pedirá que se acerque a su sucursal bancaria para poder firmar los documentos del contrato, la constancia de firmas y la entrega física de la chequera.

Por supuesto que hoy en día es posible solicitar una chequera a través de Internet. Los home banking de cada banco permiten hacer la solicitud de nuevos productos sin salir de su casa. Aunque, todavía, la mayoría de los bancos le pedirán que se acerque a la sucursal para completar el trámite.

Requisitos para tener una chequera bancaria

Como dijimos anteriormente, las chequeras están asociadas a cuentas corrientes. Es decir, las cuentas de banco con chequera son siempre cuentas corrientes, por lo que los requisitos para una u otra suelen ser exactamente los mismos.

Los siguientes son requisitos comunes para la emisión de una chequera en la mayoría de los bancos comerciales de Argentina. Se incluyen, por ejemplo, Santander Río, BBVA Francés, Banco Galicia, Banco Macro, Banco Ciudad, Banco Provincia, Banco Nación, entre otros.

  • Ingresos mínimos mensuales (según este importe, se establecerá el límite de crédito)
  • Antigüedad mínima laboral (varía según el banco, puede ir desde los 6 hasta los 12 meses)
  • Trabajadores en relación de dependencia deben presentar DNI, CUIT/CUIL y recibo de sueldo
  • Trabajadores autónomos deben presentar DNI, CUIT/CUIL o constancia de monotributo

Cumpliendo estos requisitos, la mayoría de los bancos en Argentina podrá darle una chequera para que pueda comenzar a gozar de los beneficios de manejarse con cheques. En algunos casos muy puntuales, la entidad bancaria podrá pedirle otros requisitos como por ejemplo garantías de terceros.

Si hablamos de los documentos que debe presentar una persona física para abrir una cuenta corriente y contar con una chequera, los mismos también son en general comunes en todos los bancos. Veamos el ejemplo del Banco de la Nación Argentina:

  • Documento nacional de identidad
  • Factura de servicios (2)
  • Constancia de inscripción AFIP (CUIT, CUIL, CDI)
  • Documentación de respaldo de datos filiatorios (según corresponda)
  • Constancia de domicilio

Además, según sea el caso, se debe presentar:

  • Empleados en relación de dependencia: últimos 3 recibos de sueldo y datos laborales como por ejemplo certificación del empleador, constancia de Ansed, etc.
  • Autónomos: Últimos 6 meses de aportes previsionales
  • Monotributistas: Últimos 6 recibos de pago de monotributo
  • Jubilados y pensionados: Último recibo de cobro

Requisitos para empresas

Todas las empresas registradas de Argentina también pueden acceder a una chequera bancaria, e incluso darle mayor uso que las personas físicas. Los requisitos que los bancos piden a empresas pueden ser mayores sin la empresa tiene poca antigüedad, pero en el caso de empresas con más de 1 año de vida, obtener una chequera es más sencillo.

Se suelen pedir 2 referencias comerciales (que pueden venir de proveedores, clientes, profesionales, entre otros, y deben incluir nombre, apellido, domicilio y teléfono) además de 2 referencias bancarias (con número y tipo de cuenta).

Además, las empresas que quieran conseguir su chequera deben presentar: CUIT societario, CUIT o CUIL de los firmantes, documentos de identidad de los firmantes, últimos aportes previsionales de la sociedad, estatutos o contratos sociales, actas, entre otros.

¿Cuánto cuesta una chequera?

Por más que muchos bancos bonifiquen el costo de la chequera a sus clientes (habitualmente a los clientes de las cuentas premium como lo hacen ICBC, HSBC, Santander y otros), uno siempre debe saber que contar con una chequera tiene un costo de mantenimiento detrás.

Es importante conocer dicho costo y su periodicidad (muchos lo cobran anual, otros lo cobran mensual), ya que pasado el periodo de bonificación nos podría sorprender el empezar a tener que pagar un precio elevado por contar con una chequera de nuestro banco.

Por otro lado, muchos bancos cobran un costo de emisión de chequeras, que a veces puede ser igual por emitir 1 ó 10 chequeras. De esta forma, es importante que hagamos la previsión de cuántas chequeras vamos a necesitar para el día a día de nuestra actividad: por ejemplo, una chequera para cada socio.

La mayoría de los bancos comercializan sus servicios a través de paquetes, que suelen incluir una caja de ahorros en pesos y otra en dólares, una o varias tarjetas de crédito y una cuenta corriente (esta última siempre en pesos). Algunos bancos incluyen chequera dentro del mismo paquete. En otros, hay que solicitarla aparte.

Beneficios de contar con una chequera

Hoy en día, los usos que le podemos dar a un cheque bancario son múltiples. Al ser un documento que garantiza un pago, se puede utilizar como muestra de garantía de muchas operaciones financieras. Contar con una cuenta con chequera traer muchos beneficios:

Por supuesto, el principal uso de las chequeras es el de afrontar pagos. Se pueden pagar en el momento o diferir pagos de diversas índoles, con la ventaja de no manejar efectivo. Es un método de pago de los más seguros que existen.

Pero en los últimos años, se han ido diversificando los usos de los cheques, por lo que contar con una chequera es hoy mucho más oportunista que nunca. Se pueden cambiar cheques por efectivo en el acto, acceder a préstamos personales, utilizar como garantía (inmobiliaria, crediticia, etc.).

Sumados los bajos costos de mantenimiento de su chequera (que por lo general estarán bonificados dentro de su paquete bancario) y los enormes beneficios de manejar cheques en su día a día, es recomendado que consulte ahora con su banco cómo hacer para poder contar con una chequera.